Noticias de última hora

Corea del Sur, EE. UU. y Japón denuncian las violaciones de las resoluciones del CSNU de Pyongyang

La imagen compuesta, proporcionada, el 25 de abril de 2024, por el Ministerio de Defensa surcoreano, muestra los 14ª Diálogos Trilaterales de Defensa, celebrados, el día previo, por videoconferencia, entre Corea del Sur, EE. UU. y Japón.

Washington, (Yonhap) — Los funcionarios de defensa de Corea del Sur, Estados Unidos y Japón han condenado, durante sus diálogos virtuales de esta semana, el presunto lanzamiento de satélites, pruebas de misiles balísticos y transferencias de armas a Rusia por parte de Corea del Norte, que violan las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), informaron, el jueves, los tres países.

El viceministro de Defensa de Corea del Sur para cuestiones políticas, Cho Chang-rae, el secretario de Defensa adjunto de EE. UU. para los asuntos de seguridad del Indopacífico, Ely Ratner, y el director general para la política de defensa de Japón, Koji Kano, asistieron, el miércoles, a los 14º Diálogos Trilaterales de Defensa (DTT, según sus siglas en inglés).

Según un comunicado conjunto, las tres partes condenaron la reciente diversificación de los sistemas de vectores nucleares, las pruebas y disparos de múltiples misiles balísticos, el lanzamiento de lo que el Norte afirma ser un satélite de reconocimeinto militar utilizando la tecnología de misiles balísticos, las transferencias ilícitas entre barcos, y los envíos de armas a Rusia, como claras violaciones de múltiples resoluciones del CSNU.

Los diálogos tuvieron lugar mientras Pyongyang planea lanzar varios satélites de reconocimiento, este año, a pesar de las críticas internacionales de que lanzamientos de este tipo van en contra de las resoluciones del CSNU, que prohíben cualquier lanzamiento que utilice tecnología de misiles balísticos. El Norte puso en órbita su primer satélite espía en noviembre del año pasado.

Los funcionarios reafirmaron que una prueba nuclear norcoreana, si se realiza, se enfrentaría a una respuesta «fuerte y categórica» de la comunidad internacional. También urgieron a Pyongyang a que detenga de inmediato todas las actividades «desestabilizantes».

No obstante, reiteraron que «el camino al diálogo sigue abierto para una resolución pacífica y diplomática» con el Norte.

Las tres partes afirmaron su compromiso para redoblar los esfuerzos en apoyo a la ejecución «efectiva» de las sanciones, mencionando el reciente veto de Rusia para impedir la renovación del mandato de un panel de expertos de la ONU que monitoriza la aplicación de las sanciones.

Con el veto, el panel de expertos, considerado como una plataforma crucial para asegurar el cumplimiento de las sanciones, dejará de existir, el martes de la próxima semana.

Los funcionarios reconocieron que una cooperación de seguridad aumentada entre los tres países contribuye a la paz y la estabilidad de la península coreana y la región indopacífica.

Además, enviaron un mensaje, aparentemente destinado a China, destacando la importancia del Estado de derecho, y expresando su fuerte oposición a cualquier intento unilateral de cambiar el «statu quo» por la fuerza o coerción.

Asimismo, resaltaron la importancia de respetar por completo la libertad de navegación y sobrevuelo.

Según el comunicado, también reconocieron que no hay cambios en su postura básica sobre Taiwán, y enfatizaron la importancia de la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán, como un elemento indispensable de la seguridad y la prosperidad en la comunidad internacional.

Los funcionarios acordaron celebrar la 15ª sesión de los DTT, posteriormente este año, en Corea del Sur.

Acerca de Jeremías Mejía

Como economista (casi), con sólida experiencia en desarrollo institucional y auditoría interna, me apasiona la búsqueda continua de conocimiento y el crecimiento personal. Mi interés por los hechos y el desarrollo sostenible se combina con una curiosidad insaciable por comprender la complejidad del mundo que nos rodea y la naturaleza humana.